La deuda puede ser tu mejor aliado o tu peor pesadilla, todo depende del uso que tú le des. Cuando la sabes usar para invertir recursos que te permiten generar ingresos o incrementar tu patrimonio, es de gran ayuda, pues se convierte en una herramienta que te apalanca en el músculo financiero de otros, para crecer e incrementar la rentabilidad de tus inversiones. Por el contrario, cuando la usas para comprar cosas que consumes rápidamente, que están por fuera de tu presupuesto y deberías haber comprado a través del ahorro; o cuando lo usas para solucionar un problema de flujo de caja, es cuando la deuda se vuelve un pesadilla, pues se convierte en un círculo vicioso que destruye valor.

Existen diferentes estrategias que puedes implementar para salir de deudas, administrarlas mejor y ahorrar tiempo y dinero en el proceso. Hoy te contamos cuáles son y cómo elegirlas de acuerdo a tu situación financiera.

Algunas razones por las que no hacemos un buen uso de la deuda

Antes de querer salir de las deudas que están destruyendo valor en tus finanzas, es muy importante entender qué nos lleva a usar la deuda inadecuadamente, pues la deuda como tal, no es el problema, sino el síntoma o alarma que te avisa que algo anda mal en tus finanzas. Si quieres solucionar el problema de raíz, debes ir más profundo. 

Éstas son algunas de las razones por las que adquirimos deudas que ponen en riesgo nuestra situación financiera:

  • Falta de planeación y orden:  La gran mayoría de deudas de consumo, se pueden evitar si llevas control de tus finanzas y proyectas tus ingresos y gastos. Un presupuesto de flujo de caja es una excelente herramienta para esto. Te invitamos a leer el artículo relacionado si quieres profundizar en el tema. 
  • Inmediatez: Queremos todo ¡YA! y preferimos pagar más por lo que estamos comprando al pagar intereses, que esperar un poco y ahorrar. 
  • Falta de inteligencia emocional: Muchas veces llenamos vacíos emocionales con cosas materiales que no teníamos presupuestadas. Si aprendes a identificar cuáles son las emociones que te incitan a gastar de más y trabajas en controlarlas, podrás evitar endeudarte. Lee aquí “¿Qué es la inteligencia financiera?"
  • Apariencias:  Querer vivir y mantener un estilo de vida que no va de acuerdo a tus ingresos, es una de las principales razones por las que la gente entra en el círculo vicioso de la deuda. A través de un plan financiero bien diseñado, puedes lograr construir el estilo de vida que quieres sin sacrificar tu calidad de vida.  

Una vez identifiques qué es lo que te lleva a endeudarte y empieces a trabajar en solucionarlo, estás listo para salir de deudas aplicando los siguientes pasos. Pero antes debes saber que:

  1. Salir de deudas es un proceso que toma tiempo y que requiere de constancia y disciplina, pues no se da de la noche a la mañana. 
  2. Tener en cuenta tu situación financiera actual es clave. 
  3. Puedes implementar varias estrategias a la vez. 

Pasos para salir de deudas

Paso 1:  Calcula tu nivel de endeudamiento.

El nivel de endeudamiento es un indicador que te dice, qué porcentaje de tus ingresos tienes comprometido con el pago de deudas. Para calcularlo, divide el total de las cuotas mensuales que pagas por tus deudas, sobre el total de tus ingresos mensuales y multiplica el resultado por 100, para obtener un porcentaje (%).  


                         Total cuotas mensuales de deudas 

                -----------------------------------------------  x 100    

                                  Total ingresos mensuales

El resultado debe estar por debajo del 30%. Un nivel de endeudamiento por encima de este valor, indica que te estás endeudando más de la cuenta y puedes estar poniendo en riesgo tus finanzas. 

Paso 2:  Revisa tu presupuesto e identifica tu situación financiera. 

Solo puedes estar en una de la siguientes 3 situaciones: 

  1. Que al final del mes tu balance sea positivo, es decir, te sobra plata. 
  2. Que al final del mes tu balance sea igual a cero, es decir, tus gastos cubren el total de tus ingresos.
  3. Que al final del mes tu balance sea negativo, es decir, “Te sobra mes al final del sueldo”.

Paso 3: Con la ayuda de extractos bancarios, haz una lista de todas tus deudas, incluyendo los siguientes rubros: A quién le debo, descripción, deuda a la fecha, meses por pagar, tasa de interés, otros cobros / seguros y cuota mensual.  

Ejemplo:

Eso te permite conocer a fondo tus deudas, revisar otros cobros o seguros, que en muchos casos se pueden negociar mejor directamente con aseguradoras, e identificar si hay algún patrón repetitivo, como por ejemplo: viajes, restaurantes, regalos etc. 

No olvides incluir las deudas informales, es decir, deudas con familiares, amigos o conocidos. 

Paso 4:  Elige la(s) estrategia(s) de acuerdo a tu situación financiera actual.

Estrategias de pago acelerado de deuda

Son estrategias indicadas para personas que les sobra plata a final de mes, o su balance es igual a cero y pueden liberar dinero haciendo un ajuste en su presupuesto, con el fin de destinar este excedente al pago de deudas, lo cual les permitirá ahorrar tiempo y dinero. 

  • Bola de Nieve:
  1. Revisa tu presupuesto y define un monto mensual, adicional a la cuota mínima, para abonar a capital.
  2. Haz una lista de todas tus deudas ordenadas de la más pequeña a la más grande. 
  3. Con el monto definido, empieza a hacer abonos a capital a la primera deuda en la lista y sigue pagando la cuota mínima de las demás.
  4. Cuando termines de pagar la primera deuda empieza a pagar la siguiente, abonando a capital, no sólo el monto que ya habías definido, sino también, la cuota mínima de la primera deuda y repite lo mismo hasta que pagues todas tus deudas.

Entre más rápido empieces y más alto sea el monto extra que abonas, más rápido terminas y más dinero ahorrarás en intereses.

  • Avalancha:  Funciona similar a bola de nieve. La única diferencia es que al ordenar tus deudas, no lo harás de la más pequeña a la más grande, sino de la más costosa a la más económica. En otras palabras, independientemente del tamaño de la deuda, empezarás atacando la deuda con mayor tasa de interés. 

Avalancha es la estrategia que más dinero te ahorra, sin embargo, no siempre es la más recomendada, pues son estrategias que requieren de disciplina, compromiso y fuerza de voluntad. El hecho de ordenar las deudas de la más pequeña a la más grande, como se hace en bola de nieve, te permite ir teniendo logros rápidamente en el proceso, manteniéndose motivado. Mientras que en avalancha, puede pasar que la deuda más costosa sea la más grande, por lo tanto, tardarás muchísimo más en ver resultados y las probabilidades de perder la motivación y abandonar la estrategia, se incrementan. 

Otras estrategias para pagar tus deudas

  • Compra de cartera:  La compra de cartera consiste en que otro banco te compre las deudas que tienes, mejorando las condiciones pactadas inicialmente. Esto se traduce en menos intereses (dependiendo del plazo) y una menor cuota, liberando flujo de caja que puedes usar para implementar una estrategia de bola de nieve; ahorrando muchísimo dinero al pagar tu deuda antes de lo esperado. Esta es una estrategia que puedes implementar independientemente de la situación financiera en la que te encuentres. 
  • Consolidar: Si tienes muchas deudas en una o varias entidades financieras y esto te dificulta el pago oportuno de tus obligaciones, esta es una buena estrategia para ti. La consolidación es similar a la compra de cartera, se trata básicamente de, como su nombre lo indica,  consolidar todas tus deudas en una sola con el fin de organizarte, pues es mucho más fácil hacer frente a una sola obligación a tiempo, que a varias diferentes. Al igual que en la compra de cartera, al consolidar, podrás negociar la tasa y el plazo. 
  • Rediferir:  Aplica sólo para tarjetas de crédito y consiste en diferir nuevamente el total de la deuda a un plazo mayor, lo cual disminuye la cuota mensual, liberando flujo de caja. A diferencia de la compra de cartera y la consolidación, con esta estrategia normalmente se mantiene la tasa de interés, a no ser que las tasas del mercado estén muy por debajo de la tasa pactada inicialmente. 

Es importante tener en cuenta que, aunque se disminuye la cuota mensual, al dividir la deuda en más cuotas, se terminan pagando más intereses. Sin embargo, esta puede ser una salida para personas que tiene gastos superiores a sus ingresos y no han logrado cuadrar su flujo de caja haciendo ajustes al presupuesto, pues es preferible asumir el sobre costo en intereses, que seguir en déficit. El déficit siempre se convierte en una nueva deuda que genera un nuevo gasto, incrementando el déficit del mes siguiente. Así es como empieza el círculo vicioso de la deuda.   

  • Redefinir las condiciones del crédito: La Superintendencia Financiera de Colombia, en la Circular Externa 026 de octubre del 2017, sugiere redefinir las condiciones originales del crédito, en caso de que creas que no vas a poder cumplir con tus obligaciones financieras o incluso, si has dejado de pagar hasta por 60 días, dependiendo del tipo de crédito. Es importante tener en cuenta que el banco no está en la obligación de renegociar. Esto va a depender del resultado del estudio de crédito. Independientemente de si el banco lo aprueba o no, tu historial crediticio no se ve afectado. 

Estas son algunas de las estrategias que te pueden ayudar a optimizar tus deudas. Existen también otras como la reestructuración, reparación y proceso de insolvencia, que están diseñadas para casos de endeudamiento extremo. Esconderte o evadir tus obligaciones financieras, no te lleva a nada bueno. Tarde o temprano tendrás que afrontar la situación. Lo importante, es que independientemente de la situación en la que te encuentres, siempre hay una forma de salir de deudas. 

Gracias por tu tiempo. ¡Nos vemos en una próxima edición!