¿Te imaginas poder generar ingresos mientras estás de paseo con tu familia, practicas tu deporte favorito o incluso mientras duermes? Esto lo puedes lograr a través de los ingresos pasivos o residuales.

Existen dos tipos de ingresos, los ingresos activos y los ingresos pasivos. Los ingresos activos, son los ingresos que recibes gracias a tu esfuerzo y trabajo. Se obtienen realizando actividades que requieren entre el 80% y el 100% de tu tiempo. Normalmente se generan cuando trabajas como empleado asalariado o cuando te autoempleas, es decir, cuando tienes tu propio negocio y depende de ti para operar, o si trabajas por tu cuenta ofreciendo tus servicios como independiente. Lee aquí sobre los tipos de ingresos.

Los ingresos pasivos en cambio, son ingresos que no requieren de tu esfuerzo o trabajo para ser generados. Provienen principalmente de tus inversiones o negocios que operan mediante sistemas que no dependen de ti para funcionar. Para construirlos, debes invertir conocimiento, dinero y parte de tu tiempo, pero después, los obtienes con poco esfuerzo.

La siguiente, es una lista de algunos ejemplos de ingresos pasivos:

  • Dividendos por invertir en acciones de una compañía 
  • Intereses cobrados por dinero prestado
  • Rentas por el alquiler de un inmueble 
  • Comisiones por ventas 
  • Regalías por escribir un libro o una canción

Tener ingresos pasivos te permite diversificar tus ingresos. Esta es una de las claves del bienestar financiero, pues te brinda mayor seguridad en momentos de crisis. Si cuentas con varias fuentes de ingresos y pierdes una de ellas, tienes otras que te respalden.

El objetivo principal de construir ingresos pasivos, radica en la idea de conseguir libertad o independencia financiera, conceptos popularizados por el autor del libro “Padre Rico, Padre Pobre” de Robert Kiyosaki. Según él, tienes libertad financiera cuando tus ingresos pasivos tienen la capacidad de cubrir todos tus gastos, lo que te permite disponer de tu tiempo para hacer lo que prefieras o estar tranquilo en caso de no poder trabajar. Teniendo esto en cuenta, es importante resaltar que, la libertad financiera no es un indicador de riqueza en dinero, sino un indicador de riqueza en tiempo.

“Mis cosas favoritas de la vida, no cuestan dinero. Está claro que el recurso más preciado que tenemos es el tiempo.” – Steve Jobs

FÓRMULA DE LIBERTAD FINANCIERA

Aunque no hay una única forma de lograr la libertad financiera, existe una fórmula que te ayudará a saber cuánto dinero necesitas para conseguirla. Esta fórmula está basada en la inversión de dinero y te permitirá hallar cuánto dinero o capital necesitas, para que al ponerlo a rentar, a una tasa “x”, cubra el total de tus gastos.


                                     GASTOS ANUALES

               ----------------------------------------- = CAPITAL

                             RENTABILIDAD ESPERADA

Todos sabemos cual es el total de nuestros gastos anuales, pero, ¿cómo elegimos la tasa de rentabilidad esperada? Esto va a depender de tus posibilidades y capacidades como inversionista o tu perfil de riesgo. Es decir, si dentro de tus opciones de inversión, tienes una o varias alternativas, puedes definir la tasa sacando el promedio de la rentabilidad de las diferentes opciones. Si quieres ser un poco más conservador, elige la tasa más baja.

Veamos un ejemplo:

Juan tiene gastos por 60,000,000 anuales. Hoy en día, Juan tiene la posibilidad de invertir su dinero en 3 alternativas diferentes que le proporcionan ingresos pasivos: 

  • Un CDT con una rentabilidad del 6% E.A.
  • Un local comercial con una rentabilidad esperada del 8% E.A.
  • Un fondo de inversión colectiva con una rentabilidad esperada del 10% E.A. 

Para sacar la rentabilidad esperada de Juan, tenemos 2 opciones: Usar el 6% si queremos ser conservadores o sacar el promedio de las rentabilidades de sus 3 alternativas de inversión, que en este caso sería 8%, asumiendo que Juan va a distribuir equitativamente su capital, de lo contrario, tendríamos que calcular la rentabilidad usando un promedio ponderado. Entonces, ¿Cuál es el capital que necesita Juan hoy, para tener libertad financiera? 

Para el ejemplo usaremos el promedio.

                                  $60,000,000

                          -------------------- = $750,000,000 Capital

                                            8%

Si Juan lograra conseguir $750,000,000 para invertir en las 3 opciones de inversión, en partes iguales, alcanzaría la libertad financiera.  Cabe anotar, que alcanzar la libertad financiera no es tan simple cómo calcular el capital. Esto es solo el principio. Sin embargo, este ejemplo te muestra claramente cómo puedes trazar tu meta de ingresos pasivos desde el punto de vista de la inversión. 

Recuerda que existen otras formas de generar ingresos pasivos, que también te pueden llevar a alcanzar la libertad financiera, como las regalías y las comisiones. 

PASOS PARA CONSTRUIR LIBERTAD FINANCIERA A TRAVÉS DE LA INVERSIÓN

Si quieres empezar a generar ingresos pasivos, que te permitan alcanzar la libertad financiera, para disponer de tu tiempo como desees, aplica lo siguiente:

  1. Calcula el total de tus gastos anuales.
  2. Identifica las oportunidades de inversión que tienes disponibles hoy en día.
  3. Identifica tu rentabilidad esperada.
  4. Calcula la cantidad de dinero que necesitas para obtener libertad financiera. 
  5. Una vez tengas el capital mínimo para empezar a invertir, lánzate al agua. 
  6. Haz los ajustes necesarios en el camino.
  7. No pierdas el foco

No importa en qué etapa del ciclo financiero de la vida te encuentres, conseguir ingresos pasivos es una gran alternativa a los ingresos activos y puedes empezar a construirlos en cualquier momento. No obstante, es estratégico aprovechar tu edad productiva para trabajar y generar ingresos activos, que te permitan destinar como mínimo el 10% de estos ingresos para ahorrar, con el objetivo de construir un capital de inversión. 

Puedes empezar hoy a construir ingresos pasivos, no tienes que esperar a ahorrar el dinero necesario para alcanzar la libertad financiera. Hoy en día existen alternativas que te permiten empezar a invertir con poco dinero. Esto te pondrá en sintonía con lo que representa tener ingresos pasivos y favorecerá tu motivación para continuar. Entre más temprano empieces más corto se hará el camino.  

Así las cosas, puedes ver que hay otros caminos distintos a trabajar toda tu vida, y que los ingresos pasivos pueden ser una excelente herramienta para ayudarte a tener bienestar financiero y construir un plan para el retiro. Pero lo más importante, es que te permiten tener tiempo y dinero para dedicarle a tu familia, salud, amigos, hobbies, todo lo realmente importante en tu vida.  

Gracias por tu tiempo. ¡Nos vemos en una próxima edición!