Muchas veces cuando escuchamos sobre el crédito o el historial crediticio, lo escuchamos como si estuviéramos enfrentando una criatura mitológica de tres cabezas que quiere destruirnos por completo y que, por más que cortemos con esas conversaciones, es como si le creciera dos cabezas más; por todo lado nos bombardean con dicha información. 

Si no has construido tu historial crediticio, probablemente no tardarás mucho hasta que encuentres un momento de tu vida donde alguien te pida comprobar tu crédito. Existen muchos mitos sobre el crédito, pero la construcción de un buen historial crediticio es la llave que abre puertas como una compra de vivienda o de carro. 

Este informe de crédito y las puntuaciones son usados por empresas para evaluar nuestra solvencia económica y así establecer si es posible generar un préstamo y cuáles serían las condiciones de este.

Los resultados se basan en cómo has manejado las deudas en el pasado, y los prestamistas utilizan su puntuación para establecer el nivel de riesgo que tienes como prestatario. Si tu historial de crédito es responsable, ya sea por hacer pagos a tiempo y gestionar la deuda responsablemente, es probable que tengas una buena puntuación de crédito y puedes tener una mejor oportunidad de ser aprobado en préstamos con términos favorables.

Si por el contrario, no tienes mucha experiencia con el crédito o tienes un perfil negativo, será difícil para ti adquirir un préstamo. Y si te aprueban, probablemente obtendrás condiciones menos favorables.

Construir una buena puntuación de crédito puede llevar tiempo, pero los beneficios de hacerlo son numerosos. Aunque no tengas en mente solicitar un crédito por ahora es importante empezar a trabajar en ello para poder construir una buena puntuación, para cuando lo necesites.

¿Cómo construir tu historial crediticio sin tarjeta?

Las tarjetas de crédito son una de las mejores herramientas de creación y construcción de tu crédito. Son la forma donde comúnmente puedes mantener tu crédito, y realizar ese proceso en tu vida diaria de maneras fáciles que ayudan a construir buen historial crediticio con el tiempo. 

Utilizar una tarjeta de crédito para comprar alimentos o pagar los viajes, por ejemplo, y luego pagar su factura de manera oportuna demuestra a los prestamistas que puedes gestionar la deuda responsablemente.

Si deseas construir tu crédito usando una tarjeta de crédito, es importante recordar que la forma en que lo usa determinará si tus puntuaciones te pueden ayudar o no. Adquirir una tarjeta de crédito para construir crédito, o si es sólo para maximizar su balanza y los pagos te  dejarán peor que antes. 

Asegúrate de hacer los pagos oportunos de tus deudas, el objetivo es crear suficiente crédito para adquirir algunas de las mejores tarjetas de crédito disponibles. 

Además recuerda que debes hacer un buen uso de ellas si quieres aprender cómo lee nuestro blog: ‘Cómo utilizar las tarjetas de crédito y aprovechar sus beneficios

Aquí te presentamos cuatro estrategias claves para construir un buen crédito de manera responsable usando una tarjeta de crédito:

1. Abre tu primera cuenta bancaria para adquirir una tarjeta de crédito. 

Hay tarjetas de crédito que tienen una clase de niveles dependiendo del historial crediticio que tengas en el momento.  Si quieres acceder a una de estas tarjetas deberás comenzar por tener productos con el banco que te permitan ir reflejando movimientos económicos. Es más fácil que en el banco donde tienes productos de ahorro u otros puedas gestionar esa primera tarjeta.  Lo que puedes hacer es averiguar si la entidad tiene tarjetas de crédito de principiante (como una tarjeta básica) que es más fácil de aprobar. 

Una vez que tengas tu primera tarjeta, es importante que la uses para hacer pequeñas compras diarias que puedas pagar fácilmente, ideal a una sola cuota. Pague su balance juiciosamente cada mes, para empezar a construir una historia de pagos a tiempo,así le mostrarás a las entidades que tú eres un prestatario responsable.

2. Consigue una tarjeta de crédito asegurada.

Como mencionamos anteriormente , si no tienes crédito o es un crédito deficiente, tus opciones de tarjeta de crédito probablemente serán limitadas. Sin embargo, todavía puedes ser capaz de calificar para una tarjeta de crédito garantizada. Este tipo de tarjeta funciona como una tarjeta de crédito tradicional, excepto que requiere que pagues un depósito de garantía por adelantado, que el emisor mantiene como garantía frente a lo que gastas. Si dejas de hacer pagos, el emisor (banco) guarda el depósito para cubrir la deuda. 

Esto protege financieramente a los bancos que ofrecen tarjetas de crédito y significa que dan la aprobación a las personas con un historial de crédito bajo. Una vez que reciba una tarjeta segura, úsalo para pagar artículos pequeños y diarios y pagar su factura a tiempo y en su totalidad cada mes. Con el tiempo esto se añadirá a su historial de pago. 

3. Solicite un aumento del límite en la tarjeta de crédito.

Si ya tienes una tarjeta de crédito, hay formas en que tú puedes asegurarte de que estás obteniendo un beneficio crediticio de ella. Primero, úsala y paga la cuenta en su totalidad y a tiempo en cada mes. Después de haber tenido la tarjeta durante varios meses, considera solicitar un aumento del límite de crédito. Hacerlo podría ayudar a mejorar su relación de utilización del crédito, que es la relación de sus saldos con sus límites de crédito. 

El uso de crédito es un factor importante en la puntuación crediticia, y mantener sus saldos por debajo del 30% de sus límites de crédito puede ayudar a tus puntuaciones. Y mientras que el 30% es un gran punto de partida, cuanto más bajo sea, mejor es para sus puntuaciones. Los prestamistas no pueden aprobar solicitudes de cuentas con saldos pendientes grandes, por lo que es mejor pagar la mayor parte de su deuda posible antes de solicitar un aumento límite o solicitar crédito nuevo.

¿Cómo obtener créditos si no tienes historial de crédito?

Hay muchas personas sin experiencia crediticia, especialmente entre la población más joven. Y aunque parezca difícil, es posible construir un historial crediticio sin antecedentes de crédito. Además, de algunas de las estrategias habladas anteriormente, considere los siguientes métodos para construir créditos desde cero.

¿Cómo saber si mi puntaje es bueno o malo?

El puntaje de DataCrédito arranca desde 150 hasta 950 puntos. Debido a esto, conocerlo y administrarlo es la mejor decisión para tu futuro. 

El Puntaje de Crédito predice tu probabilidad de cumplimiento en el pago de tus obligaciones financieras en los próximos meses. Así que debes tener en cuenta 4 factores importantes que se revisan en tu historial crediticio:

  • Hábitos de pago: Aquí se evalúan todos los productos financieros que se encuentran en cartera castigada, de dudoso recaudo o moras superiores a 30, 60 y 90 días, como también, reportes negativos. 
  • Endeudamiento: Se muestra en qué porcentaje de ocupación la persona mantiene sus productos financieros.
  • Composición del portafolio: Qué tan completo es tu portafolio, como por ejemplo: Ser codeudor. Aquí se evalúan también los productos de telecomunicaciones móvil y hogar, entre otros. 
  • Experiencia crediticia:  Hace cuántos años tienes una historia crediticia activa, cuáles han sido tus aperturas más recientes, comportamiento positivo respecto al cumplimiento de las obligaciones adquiridas.

Recomendación: Si actualmente manejas varias tarjetas de crédito deberías intentar mantener un volumen de ocupación inferior al 50%. Esto te mantendrá financieramente saludable. Sin embargo, si te encuentras en mora, no es recomendable continuar adquiriendo nuevos créditos.  

Malas prácticas que bajan el Puntaje de Crédito

  • Incumplir el pago de las obligaciones financieras. 
  • Estar en mora desde 30 días en adelante.   
  • Tener el endeudamiento a tope, es decir, tener sobre el máximo tope los cupos establecidos. 
  • “Jineteo financiero”: Cuando la capacidad de pago solamente permite pagar una de las deudas, y lo que se hace es utilizar el cupo liberado para cubrir otras. 
  • Ser codeudor: Si por incumpliento del deudor se presenta un atraso en el pago de las obligaciones.

Tipos de crédito

Las cuentas de crédito vienen en muchas formas, pero cuando se trata de tus informes de crédito y puntuaciones, hay tres tipos principales de crédito que encontrarás.

  • Crédito renovable o rotativos: las cuentas de crédito renovables tienen un límite de crédito establecido que tú puedes aprovechar, devolver y aprovechar de nuevo. Las tarjetas de crédito son la forma más popular de créditos rotativos, seguida de líneas de crédito.
  • Crédito de cuotas: crédito de cuotas es deuda que tu pides prestado y lo devuelves en cuotas mensuales fijos. Esto incluye préstamos personales, préstamos estudiantiles, préstamos automáticos e hipotecas.
  • Crédito de servicios: crédito de servicio es el tipo de cuenta que tiene con cualquiera que le proporcione un servicio y facturas mensuales. Sus cuentas de servicios y teléfonos celulares son ejemplos de cuentas de crédito de servicios. Estas facturas pueden ayudar a aumentar su puntuación. 

Al otro extremo del espectro, su cuenta podría ser enviada a un cobrador de deudas si no paga. Si se abre una cuenta de cobro a su nombre, esto podría aparecer en su informe de crédito y afectar negativamente su puntuación.

¿Cómo conseguir ayuda con tu historial crediticio?

Si sientes que necesitas ayuda adicional para construir o reparar tu puntuación de crédito, hay muchos recursos disponibles. Primero, es importante mantenerse educado sobre cómo funciona el crédito y qué impacta en sus puntuaciones. 

También, puedes buscar ayuda profesional de un asesor de crédito, que es un profesional capacitado que puede ayudarle a trabajar a través de problemas con su deuda y crédito. 

Las agencias de asesoramiento crediticio suelen ofrecer consultas gratuitas donde tú les hablas de tu situación financiera. Si decides trabajar con un asesor, te ayudarán a entender cómo solucionar los problemas financieros con los que estás tratando, lo que en última instancia podría ayudarte a mejorar tus puntuaciones de crédito.

En este punto tienes las principales claves para mejorar tu historial crediticio, para nosotros en Tributi fue un placer haberte presentado a través de este texto consejos fáciles de aplicar en tu rutina. 

No te pierdas los próximos contenidos que estaremos publicando.