Para conocer la  respuesta a esta pregunta, es necesario conocer la definición de la palabra  activo.


   En síntesis, los activos son todos los bienes o derechos que posee una  persona o empresa y que son susceptibles de convertirse en dinero, en  beneficios o en rendimientos económicos.


   Ahora bien, para efectos de la declaración de renta, los activos son todos  los bienes y derechos que una persona natural posee al último día del  año.

   Como, por ejemplo: la vivienda, los inmuebles en arrendamiento o de recreo,  los vehículos, el dinero en cuentas de ahorro, en corrientes, en CDT, en  fiducias o representado en cualquier otro título valor.


   Las acciones o aportes sociales adquiridos en compañías, también son  activos.  Así como los aportes  voluntarios a fondos de pensiones, los aportes a cuentas de ahorro para el  fomento a la construcción (AFC), los aportes a cuentas de ahorro voluntario  contractual (AVC) y las cuentas por cobrar por préstamos realizados a  compañías o terceros, o las cuentas por cobrar como resultado de inversiones  en bienes inmuebles sobre los cuales aún no se ha otorgado el título.


   También se consideran activos otros bienes sobre los cuales no se hace  mención muy a menudo, como son los muebles y enseres, las joyas, las obras de  arte, el equipo de cómputo, entre otros. Los bienes incorporales tales como:  el good will, los derechos de autor, y propiedad industrial, literaria,  artística y científica.


   La suma de todos estos activos (bienes y derechos) es lo que fiscalmente se  conoce en la declaración de renta como patrimonio bruto, es decir, todo lo  que posee una persona natural sin considerar las deudas que tiene al  finalizar el respectivo año (renglones iniciales del formulario utilizado  para declarar renta).


   Nosotros, en tributi.com estamos a tu disposición para aclarar las dudas  respecto a cómo realizar tu declaración de renta en este 2018.


   Sea ésta la primera vez, o si lo has hecho en ocasiones anteriores, te  ofrecemos una solución automatizada, fácil y segura. ¿Qué quiere decir esto?  Cero errores, en tu declaración de renta.