Las cuentas para el fomento de la construcción - AFC fueron diseñadas para que las personas naturales realicen un ahorro voluntario para la compra de vivienda en un futuro o para el pago de créditos hipotecarios o leasing habitacional; este tipo de cuentas las puedes abrir en cualquier entidad financiera.

La apertura de estas cuentas puede traerte beneficios tributarios en tu declaración de renta, pues los aportes que realices durante el año pueden ser restados para disminuir tu impuesto de renta. Los aportes que realices no se considerarán dentro del total de tus ingresos del año, es decir que, si ganas 10 millones y aportas 1 millón a tu cuenta AFC, solo se tomarán en cuenta 9 millones como ingresos totales del año para calcular el impuesto de renta del año.

Sin embargo, existen unos límites aplicables a los aportes para que tengas un beneficio óptimo, como son:

  • Los aportes totales a esta cuenta AFC no deben superar el 30 % de tus ingresos totales del año.
  • Tus aportes durante el año no deben ser superiores a $135.306.000, lo que equivale a unos aportes mensuales de máximo $11.275.000 (valores para el año gravable 2020).

Recuerda que, ambos límites se deben tener presentes con el fin de realizar un aporte adecuado para tener un beneficio en tu declaración de renta, dado que, si te pasas de estos dos montos, el excedente de los aportes realizados no tendrá ningún beneficio. Adicionalmente, estos aportes se deben sumar con tus otros alivios tributarios y podrán ser descontados hasta una suma que no supere el 40 % de tus ingresos globales del año.

Por lo anterior, es importante hacer una buena planificación tributaria para aportar lo preciso, con el fin de tener una mayor optimización en tu declaración de renta. Cabe mencionar que, para realizar un retiro de este ahorro manteniendo el beneficio tributario y que no debas reportarlo en tu declaración de renta como ingreso, estos retiros deben estar destinados a la adquisición de vivienda, o a pago totales o parciales de créditos hipotecarios o leasing habitacional. En caso de que desees destinar los dineros que tienes en tu cuenta AFC a fines diferentes a la compra de vivienda, dichos aportes deberán permanecer en la cuenta por 10 años para mantener el beneficio tributario; transcurrido este tiempo, podrás retirarlos sin ningún inconveniente y no serán ingreso para ti en el año del retiro.

Si estás obligado a declarar renta y no sabes cómo reducir tu impuesto a pagar, y aún no llegas al límite de tus alivios tributarios, invertir en una cuenta AFC puede ser una buena opción.