Luego de que los funcionarios públicos empezaran a publicar sus declaraciones de renta, y posiblemente ante la presión en redes sociales, el actual Ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla dio a conocer la suya, y para sorpresa de muchos sí tuvo impuesto a pagar.  A continuación, una breve explicación de su declaración.

Carrasquilla recibió ingresos por varios conceptos

En el 2018, Carrasquilla tuvo ingresos por rentas de trabajo, rentas de capital, rentas no laborales y ganancias ocasionales que suman en total $808.4 millones 

Por rentas de trabajo, que corresponden a salarios, cesantías y gastos de representación, recibió $138.2 millones, sobre los cuales aportes a salud y pensión de acuerdo con lo establecido en la ley y, adicionalmente, tuvo deducciones que no superan el 40% de estos ingresos, por lo que pudo tomarlas en su totalidad. Por estos ingresos el senador tuvo un impuesto de renta de $9.9 millones; hasta aquí vemos todo normal. 

Por rentas de capital, que pueden corresponder a rendimientos financieros, el ministro recibió $31.7 millones, de los cuales tomó $20 millones como no gravados, quedando finalmente $11.7 millones sobre los cuales no se liquidó ningún impuesto, pues en el 2018, los ingresos por este concepto empezaban a generar impuesto a partir de $20 millones. 

En cuanto a las rentas no laborales, Carrasquilla recibió $267.6 millones que, de acuerdo con su Declaración de bienes y rentas y registro de conflicto de intereses, corresponden a honorarios. Por ingresos no constitutivos de renta, el ministro reportó $7.2 millones, que creemos pueden corresponden a aportes a salud, pensión y riesgos laborales, pero de ser así, el valor es muy inferior a lo normalmente requerido por ley, pues recordemos que, para los ingresos que no se generan en una relación laboral, estos aportes corresponden más o menos al 29% (12.5% salud, 16% pensión, 0.522% riesgos laborales) del 40% de los ingresos recibidos, que en su caso serían alrededor de $31 millones, monto considerablemente mayor al informado en la declaración; sin embargo, como no tenemos acceso a toda la información con la cual se elaboró la declaración, es imposible conocer exactamente a que se deben estos ingresos no constitutivos de renta y, si se corresponden a salud, pensión y riesgos laborales, qué valor se tuvo en cuenta para calcularlos. A estos ingresos, Carrasquilla asoció costos y gasto por $37 millones, determinando de esta manera los $223.3 millones sobre los cuales se calculó un impuesto de renta de $64.7 millones.

Respecto a los $370.8 millones que recibió por ganancias ocasionales, que pueden corresponder a la venta de una casa, un apartamento o acciones que tuvo por más de 2 años, o a alguna herencia; se les asociaron costos y gastos por $322.4 millones, obteniendo así los $48.3 millones sobre los cuales calculó un impuesto de ganancias ocasionales de $4.8 millones. 

Al sumar los tres impuestos, Carrasquilla tuvo un impuesto total de $79.5 millones; sin embargo, aunque el ministro pudo disminuir este valor con los $39.8 millones de retenciones en la fuente que le practicaron en el 2018 y con el anticipo de renta liquidado en su declaración del 2017 de $23 millones, estos montos no fueron suficientes para cubrir el impuesto generado, por lo que sí se le generó un impuesto a pagar. Adicionalmente, el ministro debió calcular el anticipo del impuesto de renta* para el 2019 de $16.2 millones, obteniendo finalmente un saldo a pagar por renta de poco menos de $32.8 millones. Así que, dejando de lado ingresos no constitutivos de renta reportados en las rentas no laborales, el impuesto final se calculó bien.

 Aunque con patrimonio alto, impuesto se generó sobre sus ingresos 

Con respecto a su patrimonio, Carrasquilla reportó en su declaración de renta cuentas bancarias y bienes inmuebles que suman $2.855 millones, y cero deudas; así, su patrimonio líquido en el 2018 fue de $2.855 millones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la renta presuntiva se calculó sobre el patrimonio del 2017 (el cual no pudimos consultar), que de acuerdo con la información de la declaración fue de $106 millones, pero como es considerablemente inferior a los ingresos que recibió en ese año, el impuesto de renta se calculó sobre estos últimos. 


Conclusión

Tomando como base la información que consultamos, podemos concluir que el impuesto a pagar por Carrasquilla, se determinó aplicando las normas actuales; llama la atención el tema de los ingresos no constitutivos de renta reportados en la sección de rentas no laborales, pero como indicamos, dado que no tenemos acceso total a la información con la cual se elaboró la declaración, es imposible saber a que se debe este valor y, en caso de que correspondan a salud y pensión, desconocemos la base sobre la cual se calcularon dichos aportes. 

Finalmente, cabe mencionar que, como el ministro debe presentar las declaraciones de forma virtual utilizando la firma electrónica, debe sí o sí pagar el impuesto usando el formulario 490; es por esto que, la casilla Pago Total de su declaración aparece un cero. Entonces el ministro debió pagar por impuesto de renta $32.8 millones, y en caso de que no haya hecho el pago de forma oportuna, debió liquidar intereses de mora sobre el impuesto generado.