Cumplir con una tarea es tan importante como hacerla bien y en el tiempo correcto. Lo mismo ocurre con tu declaración de renta. Y como en la mayoría de los casos, cuando se incumple una obligación o no se hace de forma correcta, siempre habrá alguna consecuencia. En el caso de la declaración de renta, es un tema que claramente afecta tu bolsillo…

Así que te recomendamos estar muy pendiente de tu plazo, elaborar tu declaración 2020 con expertos como Tributi.com para asegurar que esté 100% correcta, y finalmente, presentarla y pagar el impuesto (si tienes saldo a pagar) para que des por terminada esta obligación.  


Sanción mínima para el 2020

La sanción mínima es el valor más bajo que debes pagar por tener errores o imprecisiones en tu declaración de renta, o por presentarla fuera de los plazos establecidos. Para el 2020, la sanción mínima es de $356.000. 

Las personas que tengan obligaciones pendientes con la DIAN, deben aplicar la sanción mínima vigente en el año en que cumplirán con sus obligaciones, aunque la obligación corresponda a un período gravable anterior.


Declarar renta fuera del plazo

Debes tener presente que las fechas del calendario tributario 2020 aplican según los dos últimos dígitos de tu NIT que parecen en el RUT, que por lo general son los mismos números de tu cédula. Consulta aquí tu plazo. Nosotros te recomendamos presentar tu declaración con anticipación, siempre teniendo en cuenta tu fecha límite.

Es clave saber que la sanción por hacer este trámite fuera de tiempo varía entre el 5 % y el 10 % del impuesto a cargo, por cada mes o fracción de mes de retraso. Esto quiere decir que así presentes tu declaración un día después de tu fecha límite, deberás pagar esta sanción y adicionalmente, intereses de mora.

Si no tienes impuesto a cargo o si la sanción calculada es menor a la sanción mínima, se te aplicará esta última.


¿Qué pasa si tengo que declarar y no lo hago?

Una persona natural debe declarar renta si cumple al menos uno de los requisitos que establece la DIAN para el 2020. Consulta aquí los topes.

Cuando superas uno de los topes y no presentas tu declaración de renta, ni siquiera de forma extemporánea, y aun cuando la DIAN te haya solicitado cumplir con esta obligación, la sanción podría llegar a ser el mayor valor entre el 20 % de los ingresos brutos o del valor de las consignaciones bancarias del contribuyente de la declaración no presentada, y el 20 % de los ingresos brutos reportados en la última declaración de renta presentada.

Generalmente, si debías presentar la declaración de renta y no lo hiciste, lo mejor es que la presentes de forma extemporánea ya que la sanción por presentarla fuera del plazo suele ser mucho menor a la sanción por no presentarla.

Hice la declaración de renta pero no pagué

Si presentaste tu declaración de renta, pero no pagaste el impuesto a cargo, se generarán intereses de mora que se liquidarán a la tasa de usura fijada por la Superfinanciera menos dos puntos, por cada día que te demores en hacer el pago del impuesto, calculados sobre el valor del impuesto que no hayas pagado. En consecuencia, si tardas mucho tiempo en hacer este pago, tendrás que asumir valores mayores, pues la tasa de intereses de mora de la DIAN es bastante elevada; así que si te ves en una situación en que no cuentas con el dinero para pagar el impuesto de renta al momento de presentar tu declaración, te recomedamos buscar alguna forma de financiación para el pago de ese impuesto. Usualmente puedes encontrar alternativas de financiación mucho más económicas que la tasa de usura que te cobra la DIAN y así no te cuesta tanto (lee más sobre qué hacer si no tienes dinero para pagar tu impuesto aquí).


Errores en tu declaración de renta

Si al elaborar tu declaración ingresas información errada y esto influye en el cálculo del impuesto a pagar, debes corregirla y presentarla de nuevo; además, tendrás que asumir una sanción del 10 % del valor del impuesto que se dejó de liquidar inicialmente por error; en caso de que la corrección sea solicitada por la DIAN, la sanción será del 20 % del impuesto que se dejó de liquidar.

En casos especiales, las imprecisiones pueden ser sancionadas por la autoridad tributaria hasta con el 200% del valor del impuesto dejado de liquidar y aplica, por ejemplo, cuando se omiten activos o se incluyan pasivos inexistentes.

En Tributi.com te recomendamos siempre suministrar información real y verídica de tu situación financiera, así aseguras que tu declaración de renta esté 100 % correcta y evitas sanciones.

Ahora que ya sabes esta información, te esperamos en Tributi.com para que comiences a elaborar tu declaración de renta 100% correcta, rápido y con garantía.