Luego de transcurridas algunas semanas desde que los funcionarios públicos empezaran a publicar sus declaraciones de renta, por fin, el expresidente Álvaro Uribe, publicó su declaración de renta del 2018. Llama la atención que a pesar de su gran patrimonio y de recibir ingresos elevados, el hoy senador del Centro Democrático haya tenido un saldo a pagar igual a cero en su declaración de renta. Pero, ¿es esto normal? A continuación, te lo explicamos.

Ingresos por varios conceptos

En su declaración de renta, Uribe reportó ingresos totales por poco más de $1.724 millones, de los cuales $1.216 millones corresponden a rentas no laborales, $51.1 millones a pensiones y $456.9 millones corresponden a rentas de trabajo.

En cuanto a los $1.216 millones que recibió por rentas no laborales, no se determinó impuesto sobre estos, pues al tiempo fueron restados como ingresos no gravados; en otras palabras, se reportaron como ingresos que no generan impuesto de renta. Estos ingresos del senador pueden corresponder a donaciones que recibió para su campaña electoral y que la norma cataloga como ingresos no gravados con renta. De ser así, está bien que sobre dichos ingresos no se haya generado ningún valor por impuesto de renta.

Respecto a los ingresos por pensiones de $51.1 millones, sobre estos no se generó impuesto de renta pues en Colombia las pensiones inferiores a $33 millones mensuales no pagan impuestos.

Con respecto a los $456.9 millones por rentas de trabajo, coinciden con el salario que recibían los senadores en el 2018; sobre estos el expresidente hizo aportes a seguridad social de acuerdo con lo establecido en la ley; cabe mencionar que aunque este monto es bajo, se debe a que Uribe es pensionado y, por ello, solo debe hacer aportes a salud y a fondo de solidaridad, es decir que, sobre sus ingresos debió hacer aportes de alrededor del 5% y no del 9% (salud 4%, pensión 4%, fondo de solidaridad 1%); adicionalmente, tomó deducciones que no supera los límites permitidos; hasta aquí todo está bien. Por estos ingresos el senador tuvo un impuesto de renta de $83.7 millones, pero como le practicaron retenciones en la fuente por $81.8 millones y adicionalmente, tenía un anticipo de renta liquidado en el 2017 por $18.7 millones, su declaración inicialmente arrojó un saldo a favor de $16.8 millones, pero se calculó un anticipo por este mismo valor y la declaración arrojó finalmente un saldo a pagar igual a cero. 

Sin embargo, llama la atención que el anticipo calculado para pagar este año sea exactamente el mismo valor del saldo a favor. Cabe mencionar que el anticipo se puede calcular de dos formas: por la primera daría un valor de 0, entonces no se utilizó esta opción; la segunda, requiere información de la declaración de renta del año pasado, pero parece llamativo que utilizando esta opción haya dado un anticipo exactamente igual al valor arrojado como saldo a favor. Sin embargo, como no tuvimos acceso a su declaración de renta del 2017, es imposible determinar como llegaron a este valor. 

Otro patrimonio alto

Álvaro Uribe es uno de los senadores con mayor patrimonio; en su declaración de renta reportó bienes por poco más de $12.351 millones dentro de los que se encuentran lotes rurales en Córdoba, una cuenta bancaria en Colombia y otra en el exterior; y deudas por $2.937 millones compuestas principalmente por créditos hipotecarios; así, su patrimonio líquido en el 2018 fue de $9.414 millones. Al respecto, se debe tener en cuenta que la renta presuntiva se calcula sobre el patrimonio del año anterior, pero es llamativo el bajo valor en el cálculo de la renta presuntiva de $179.7 millones. Una buena suposición es que el patrimonio del 2017 fue solamente $551 millones (1) inferior al del 2018 y en este caso la renta presuntiva sería de $310.2 millones. Cabe señalar que, para determinar la renta presuntiva es posible descontar algunos valores que se encuentran señalados en la norma, pero como no tuvimos acceso a toda la información con la cual se elaboró la declaración, es imposible determinar cómo se calculó la renta presuntiva y si dichos descuentos se tuvieron o no en cuenta. 

Conclusión

De acuerdo con la información a la que pudimos acceder, concluimos que los ingresos reportados por Álvaro Uribe coinciden con los salarios que recibía un senador en el 2018; sin embargo, al determinar el saldo a pagar, resulta extraño que el valor del anticipo sea igual al saldo a favor, pero nos queda imposible verificar si es correcto o no sin la declaración de renta del año anterior. De igual manera, llama la atención el bajo valor de la renta presuntiva teniendo en cuenta el monto de su patrimonio; pero como ya indicamos anteriormente, no pudimos consultar toda la información con la cual se elaboró la declaración de renta, por lo que es imposible saber como se calculó esta renta presuntiva.


(1) Estos 551 millones corresponden a la suma de los ingresos por rentas de trabajo y a los ingresos por pensiones.