Continuamos con los análisis de las declaraciones de renta de los funcionarios del Estado y ahora el turno es para el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, quien tuvo impuesto a pagar. Aquí, el resumen de su declaración.

En el 2018, Juan Carlos Cárdenas recibió ingresos totales por $239 millones, de los cuales $112 millones corresponden a rentas de trabajo, $121 millones a rentas de capital y $5.8 millones a rentas no laborales. 

Con respecto a las rentas de trabajo de $112 millones, que de acuerdo con su Declaración de bienes y rentas y registro de conflictos de intereses corresponden a honorarios, hizo los aportes a salud y pensión requeridos por la ley y, adicionalmente, tomó deducciones que no supera los límites permitidos; por estos ingresos se le generó un impuesto de renta de $7.2 millones; hasta aquí todo está en orden.

En cuanto a las rentas de capital, que pueden corresponder a arrendamientos, rendimientos financieros, intereses, el alcalde recibió $121.2 millones a los cuales no asoció ningún costo, gasto ni deducciones, determinando sobre estos un impuesto de $26.9 millones. En lo referente a los $5.8 millones que recibió por rentas no laborales, el monto no alcanza a generar impuesto.  Aquí, también, todo está bien.

Al sumar ambos impuestos, el alcalde tuvo un impuesto total de $34.2 millones, que pudo disminuir con los $14.4 millones de retenciones en la fuente que le practicaron en el 2018, pero aún así se le generó un impuesto a pagar. Adicionalmente, Cárdenas tuvo que calcular el anticipo del impuesto de renta (1) para el 2019 por $11.2 millones, obteniendo finalmente un saldo a pagar por renta de $31 millones. Este impuesto se encuentra bien calculado, pues se siguieron los procedimientos que indica la norma.

(1) Recuerda que el anticipo se calcular tomando el impuesto a cargo y multiplicándolo por 75%, al resultado se le restan las retenciones en la fuente del año y el valor que esta operación arroje es la que corresponde al anticipo; también se puede calcular tomando el impuesto a cargo del año y el del año anterior, y el promedio se multiplica por el 75%, se le restan las retenciones en la fuente, y el valor resultante es el anticipo de renta. El procedimiento se puede escoger a voluntad de la persona que está declarando.

Aunque alto, patrimonio de Juan Carlos Cárdenas no genera impuesto de renta

En su declaración de renta, Cárdenas reportó bienes por $4.134 millones entre los que se encuentran cuentas bancarias, acciones, bienes inmuebles y cuentas por cobrar, y deudas por $1.446 millones compuestas por la liquidación de su sociedad conyugal y créditos, por lo que su patrimonio líquido en 2018 fue de $2.687 millones (el patrimonio líquido es igual a los bienes menos las deudas). Sin embargo, es importante tener en cuenta que la renta presuntiva de $77.5 millones reflejada en su declaración se calculó sobre el patrimonio del 2017, valor inferior a los ingresos que recibió en el 2018, por lo que se tomaron sus ingresos para calcular su impuesto.


En conclusión 

Partiendo de la información a la pudimos acceder, podemos concluir que la declaración de renta del alcalde Juan Carlos Cárdenas tiene sus cálculos bien hechos, y que, por tanto, el impuesto se encuentra calculado correctamente. Sobresale que la mayor parte del impuesto que tuvo que pagar el alcalde se generó por ingresos de rentas de capital y no por sus ingresos laborales.