Continuando con nuestra serie de creencias más comunes sobre la declaración de renta, ahora hablemos del mito ‘tengo que pagar impuesto de renta sobre el patrimonio que poseo’. Lo cierto es que una persona tiene dos caminos: o paga impuesto sobre sus ingresos o paga impuesto sobre su patrimonio; pero nunca sobre los dos. 

Además, hay que tener presente que la posibilidad de pagar impuesto sobre el patrimonio es en realidad MUY baja. Aquí te vamos a contar porqué. 

Qué es el impuesto de renta 

Primero recordemos que el impuesto sobre la renta es un cargo que las personas naturales, sean empleados o independientes, deben pagar al Estado teniendo en cuenta su situación financiera del año anterior. Se relaciona con la declaración de renta porque en ésta se presenta la información con la que se calcula el valor que debes pagar de impuesto sobre la renta. 

Es importante señalar que, en la mayoría de los casos, el impuesto de renta se calcula sobre los ingresos obtenidos por la persona durante el año y no sobre su patrimonio del año anterior, principalmente porque se requiere un patrimonio un poco alto para que una persona natural deba pagar impuestos sobre su patrimonio. 

Aquí un ejemplo: para que una persona deba pagar impuesto sobre su patrimonio por el año gravable 2019, es necesario que su patrimonio líquido sea superior a los 2.500 millones y que no haya tenido ingresos, o que estos sean lo suficientemente bajos para que no se genere impuesto sobre estos. Pero, ¿qué es esto de patrimonio líquido? Te lo explicaremos a continuación.

Patrimonio líquido y renta presuntiva ¿qué significan?

Para empezar, hay dos conceptos relacionados con el patrimonio que queremos explicarte: patrimonio líquido y renta presuntiva. 

  • El patrimonio líquido es el resultado de tomar todos tus bienes (patrimonio bruto) y restarle las deudas u obligaciones por pagar a terceros. 
  • La renta presuntiva es el rendimiento mínimo que el Estado colombiano espera que produzca tu patrimonio líquido, pues asume que se genera algún tipo de renta durante el año.

¿Cómo se calcula la renta presuntiva? Se calcula sobre el patrimonio líquido del año anterior al cual estás declarando. Por ejemplo, si este año presentas la declaración de renta del año gravable 2019, debes tomar tu patrimonio líquido a 31 de diciembre del 2018 y multiplicarlo por 1,5%; el resultado que te de es el valor correspondiente a la renta presuntiva. 

Ahora que sabes cómo se calcula, la siguiente pregunta es ¿Cuándo se calcula el impuesto sobre la renta presuntiva? Como dijimos al inicio, el impuesto de renta se determina o sobre los ingresos o sobre el patrimonio, pero nunca sobre los dos. Por esto es necesario comparar la renta presuntiva con tus ingresos depurados, y el valor que sea mayor entre los dos se tomará para calcular el impuesto de renta. Así, si tu renta presuntiva es mayor, el impuesto de renta se determinará sobre ésta; pero si los ingresos depurados son más altos, el impuesto de renta se calculará sobre ellos.

Ahora ves que en realidad la posibilidad de pagar impuesto sobre el patrimonio es muy baja, y que en cuanto a impuestos se trata nunca tendrás que tributar sobre tus ingresos y sobre tu patrimonio al mismo tiempo.