Se acerca una de las épocas ideales para vacacionar, ¡la Semana Santa!, y con ella la oportunidad perfecta para realizar ese viaje o plan que has tenido en mente desde hace un tiempo.

Sin embargo, para muchos estos días libres representan algunos obstáculos cuando de pasear se trata, sobre todo en el ámbito financiero, ya que al ser temporada alta los costos podrían estar por encima de lo normal, situación que se complica más cuando tienes una familia grande, o peor, cuando empezaste el año con muchas deudas.

Si tu panorama es alguno de los anteriores, te tenemos buenas noticias, porque con una correcta planeación financiera podrás disfrutar de las vacaciones de Semana Santa sin sufrir más por ese tema. Sigue estos consejos...

Establece un presupuesto para el viaje

Una de las formas más eficaces de saber con cuánto dinero puedes contar en estas vacaciones y asegurarte de no gastar de más, es establecer un presupuesto. Hacerlo te ayuda a mirar de forma realista tu situación, analizar si viajar ahora es viable o no, fijar un límite de gasto y evitar grandes deudas al final del paseo. Acá te dejamos algunos pasos para que lo hagas de manera correcta:

  • Elige el destino. Lo primero que debes determinar es el destino en el que piensas vacacionar para que puedas estimar los costos. Ten en cuenta que hay lugares que suben y bajan los precios dependiendo de la temporada en que los visites o hagas las reservas. Además, hay otros que ofrecen una gran experiencia y que por no ser tan turísticos cuestan menos. Así que aunque tengas un lugar específico en mente, date la oportunidad de buscar otros que puedan adecuarse a tu presupuesto, ¿qué tal te lleves una grata sorpresa?
  • Transporte. Dependiendo del lugar al que vayas tendrás que decidir en qué medio de transporte llegarás, aún estás a tiempo de comprar el vuelo, el pasaje de autobús o incluso de preparar tu carro para iniciar tu viaje de ensueño. Recuerda que existen muchas páginas donde puedes comparar precios para escoger, por ejemplo, con qué aerolínea te conviene viajar. En este punto también debes anotar cuánto dinero necesitarás para transportarte dentro del lugar que visitarás.
  • Lugar de alojamiento. Investiga muy bien las opciones de alojamiento que tienes de acuerdo al sitio al que quieres viajar. Para realizar esta tarea puedes optar de nuevo por comparar establecimientos a través de internet. Considera las actividades y atracciones que quieres conocer y escoge un lugar céntrico.
  • Comida. No se trata de presupuestar toda la comida que vas a consumir cada día. Pero sí debes investigar y establecer una cifra aproximada para incluirla en tu presupuesto. Un truco que te ayudará a ahorrar es preparar al menos una comida diaria, como los sándwich del desayuno, por ejemplo.
  • Actividades y entretenimiento. Haz un plan de actividades colocando al principio las más importantes y convenientes en cuanto a costo. Lo primordial es tener una idea del gasto en entradas o en las atracciones que desees visitar.
  • Gastos de emergencia. Todo presupuesto debe llevar una pequeña parte reservada para cualquier emergencia. Conserva mínimo lo que gastarías en dos días de comida y alojamiento. De esta forma estarás preparado para imprevistos médicos o planes extras.

Ahorra con tiempo

Si eres de los que disfrutan viajar seguido y prefieren planificar con tiempo sus vacaciones, el ahorro es una excelente alternativa para ti. Ahorrar con unos cuantos meses de anticipación te puede traer muchos beneficios y ayudarte a impedir que tu bolsillo llegue al límite. Aquí te dejamos algunos consejos de ahorro para viajar:

  • Establece un objetivo de ahorro. Comienza a planear tus vacaciones y establece un estimado de cuánto costarán. Este será tu objetivo de ahorro. Intenta calcular tus gastos mensuales para tener un aproximado del tiempo que te tomará reunir esa cantidad.
  • Destina parte de tu sueldo a tus ahorros. Al momento de ahorrar la constancia es importante. Para asegurar que tu ahorro crezca, aparta al menos un 10% de tu salario, si puedes ahorrar más, mejor.
  • Revisa tus gastos mensuales. Realiza una lista con tus gastos más imprescindibles, ya sea alquiler, comida, estudio u otros. Luego revisa qué gastos podrías dejar de hacer para dejarle espacio a tu ahorro.
  • Presupuesto semanal. Si realizaste la lista anterior e identificaste tus principales pagos, te será más sencillo hacer un presupuesto semanal. Asegúrate de incluir suficiente dinero para lo necesario y un poco más para cualquier imprevisto que pasaste por alto.
  • Comienza ya. Ahora mismo cuentas con todas las herramientas que necesitas para comenzar tu plan de ahorro. Es el mejor momento para ponerlo en marcha, quizá al inicio no será fácil, pero verás cómo valdrá la pena el resultado. Recuerda ser fiel a tu objetivo y no desviarte, así que cuando quieras saltarte el ahorro recuerda las vacaciones soñadas que te vas a dar si continúas con esa disciplina.
  • Debita tu ahorro automáticamente apenas recibas el sueldo. Si sientes que cuentas con poca fuerza de voluntad al momento de ahorrar, deposita el monto de dinero que destinarás a ese propósito apenas te llegue el salario, así evitarás gastarlo en otras cosas. Además, recuerda que hoy en día es muy fácil debitar de forma automática desde tu cuenta bancaria, solo debes programarlo a través de la app o página web de tu entidad financiera.

¿Vale la pena solicitar créditos para irse de vacaciones?

Si estás corto de tiempo y no cuentas con un ahorro, tal vez tengas la idea de solicitar un crédito. Y es cuando nos cuestionamos si esa es una buena alternativa a largo plazo.

La respuesta a esta interrogante puede depender de muchos factores que están directamente relacionados con tu situación financiera actual y futura. Recuerda que un crédito es una deuda que a largo plazo podría salirse de control si no se maneja adecuadamente, aquí te contamos lo que debes tener en cuenta antes de tomar esa decisión.

Ventajas de asumir un crédito

Antes de inclinarte por esta alternativa, toma un momento para plantearte cuáles son los pros y contras de adquirir un crédito para irte de vacaciones. Aquí te mencionamos algunas de las ventajas más notables.

  • Pagos por cuotas. Aunque adquirir un crédito no es lo que te recomendaríamos en primera instancia, si lo haces podrías darte las vacaciones que tanto sueñas en el corto plazo y pagarlas a cuotas. Eso significa que tú puedes fijar el monto que vas a necesitar y en cuánto tiempo lo vas a cancelar por completo. A la vez que dejas bien definida la cantidad que puedes abonar mensualmente a dicha deuda. Todo esto quiere decir que el préstamo se adapta a ti, aunque debes tener en cuenta que entre más largo sea el plazo que escojas para pagar, más intereses asumirás.
  • Facilidad de adquisición. Hoy en día adquirir un préstamo es fácil, los bancos incluso tienen opciones de crédito rápido a través de sus aplicaciones móviles, así que por ese lado hay una gran ventaja. Ya no tienes que hacer tantos trámites para recibir financiación.

Desventajas de asumir un crédito

Las desventajas de asumir un crédito para vacacionar son un factor que debes analizar muy bien antes de tomar la decisión. Por eso aquí te dejamos algunos ‘contras’ que te permitirán escoger la mejor alternativa para ti.

  • Plazos de pago demasiado amplios. En algunos casos la entidad financiera puede proporcionarte el dinero que estás solicitando, aunque con condiciones poco convenientes para ti. Entre estas exigencias están los largos plazos de pago que pueden ser de hasta 24 meses, lo que implica asumir más intereses.
  • Tasas de interés desfavorables. Uno de los problemas de solicitar un crédito a contra reloj es que no te das la oportunidad de buscar la mejor oferta, y la mayoría de las veces terminamos aceptando préstamos con tasas de interés muy altas. Así que antes de aceptar financiación, cerciórate de que en esa entidad te están dando la mejor tasa.
  • Historial crediticio. El crédito no será una opción para ti en la mayoría de bancos si tienes reportes negativos ante centrales de riesgo. Te recordamos que hasta octubre del 2022 tienes la oportunidad de solucionar ese problema si te acoges a la Ley Borrón y Cuenta Nueva que podrás conocer a detalle aquí.

¿Cómo manejar el pago de un crédito?

Si ya leíste los ‘pro’ y los ‘contra’ de financiar tus vacaciones de Semana Santa a través de un préstamo bancario e igual decidiste solicitarlo, ten en cuenta las siguientes recomendaciones para que esa deuda no se salga de control:

  • La mejor condición para solicitar un crédito es cuando estás libre de deudas. Esto hará que las cuotas de pago no afecten tu actividad económica de cada mes, tenlo muy presente porque es mejor reversar la decisión a tiempo que comprometer tu tranquilidad.
  • Si es tu primera vez solicitando un crédito asegúrate de informarte adecuadamente sobre la transacción. Averigua sobre los plazos, tasas de intereses, mensualidades y demás conceptos relacionados para manejarlos a tu favor. No hagas acuerdos desfavorables para ti, busca tasas de interés bajas y jamás uses tu tarjeta de crédito para cumplir ese objetivo, ya que es el producto que mayor cobro de intereses y gastos asociados tiene.
  • Analiza muy bien tu realidad financiera para estar seguro de poder cancelar la deuda en el plazo indicado. Toma en cuenta tus ingresos y gastos personales para asegurarte de lograr pagar en el tiempo preciso.
  • Si es posible abona a capital cada vez que hagas el pago de las cuotas, esto te ayudará a saldar tu deuda más rápido y a disminuir el pago de intereses.
  • Lee muy bien las condiciones de cada alternativa de crédito, existen muchos planes que suelen amoldarse a las situaciones. Asegúrate de tomar una decisión conveniente.
  • Finalmente, te invitamos a leer nuestro blog donde te explicamos varias estrategias para salir de deudas, ¡léelo aquí!

Ya sabes todo lo que necesitas para disfrutar de tus vacaciones de Semana Santa sin gastar de más, si tienes preguntas o comentarios háznoslo saber aquí o en nuestras redes sociales. Nos vemos en una próxima oportunidad.