Todos los días nos enfrentamos a la necesidad de tomar decisiones que involucran nuestras finanzas y muchas veces elegimos la primera opción, sin tener en cuenta el costo de oportunidad, o lo que es lo mismo, el beneficio que dejamos de percibir al elegir una alternativa y no otra.

Qué es el costo de oportunidad

El concepto fue creado por el economista y sociólogo austríaco Friedrich von Wieser en su Teoría de la economía social, publicada en 1914, en la que analiza el uso de los recursos en un mundo de oportunidades y lo que nos cuesta o dejamos de ganar, al hacer una elección.

Todos tenemos necesidades y deseos y contamos con ciertos recursos como tiempo y dinero para conseguirlos. Pero estos recursos son limitados, por lo tanto, deberíamos asegurarnos de usarlos de manera eficiente y de acuerdo a nuestros objetivos, pues cada vez que tomamos la decisión de usar un recurso de alguna manera, renunciamos al beneficio que nos ofrece la oportunidad de usarlo en otra alternativa. Esto es, el costo de oportunidad.

Aunque es un concepto que se usa principalmente en economía, puede aplicarse en cualquier aspecto de la vida, pues cada decisión tiene un costo de oportunidad. Si usamos nuestro dinero para comprar un televisor, estamos renunciando a comprar cualquier otra cosa, a invertir o ahorrar.

Veamos 3 ejemplos:

EJEMPLO 1 

Gasto vs Gasto

Imagina que en este momento has ahorrado tu liquidación y tienes la necesidad de un transporte para ir a tu trabajo, lo has pensado mucho y definitivamente quieres ser más amigable con el medio ambiente y también ahorrar el tiempo del transporte público. 

  • Opción 1: Gastarla comprando una bicicleta.
  • Opción 2: Gastarla comprando un scooter.

Ambas opciones cuestan lo mismo. Tus amigos te han recomendado usar la bicicleta, pues te permite ejercitarte, pero tus familiares una scooter por menor esfuerzo y rapidez. 

  • Beneficios Bicicleta: Ahorrar tiempo y dinero en transporte público, ejercicio físico, mejorar tu salud y facilidad de movimiento.
  • Beneficios Scooter: Ahorrar tiempo y dinero en transporte público, menor esfuerzo y agotamiento, mayor rapidez.
  • Costo de Oportunidad: ¿A qué estarías dispuesto a renunciar por elegir una de las dos opciones? ¿Qué trae mayor beneficio? Si eliges la bicicleta, tu costo de oportunidad es el beneficio en esfuerzo y tiempo que te proporciona el scooter. 

Ambos son gastos, sin embargo, el costo de oportunidad no se ve reflejado necesariamente en dinero, algunas veces se ve reflejado en otros beneficios o factores como tiempo y recursos en general.

¿Cuál de las dos opciones se acopla más a la necesidad?

La bicicleta, puesto que te permite desplazarte a tu trabajo, te ahorra tiempo y a diferencia del scooter, no requiere luz o electricidad para su uso, por ende, es amigable con el medio ambiente.

EJEMPLO 2:

Inversión vs Inversión

Para este ejemplo, no tendremos en cuenta la importancia de la diversificación en inversiones, sólo lo usaremos con el fin de explicar cómo se aplica el concepto de costo de oportunidad en este ámbito de las finanzas. 

Imagínate que tienes $50,000,000 invertidos en un fondo de inversión colectiva de perfil de riesgo conservador, a una tasa de rentabilidad esperada del 4% efectivo anual, en el Banco A. El Banco B, tienen un fondo de inversión del mismo perfil de riesgo, con una rentabilidad esperada del 5% efectivo anual. Sin embargo, tú decidiste dejar tu dinero invertido en el Banco A, ya que es tu banco de preferencia, asumiendo un costo de oportunidad del 1% efectivo anual, que es la diferencia entre la rentabilidad esperada que te ofrece el Banco B y la que te ofrece el banco de tu elección. Como ves en el ejemplo, el costo de oportunidad es lo que estás dejando de ganar por haber decidido mantener tu inversión en el Banco A.

  • Beneficios Banco A: $50,000,000 x 4% = $2,000,000
  • Beneficios Banco B: $50,000,000 x 5% = $2,500,000
  • Costo de Oportunidad: $2,500,000 - $2,000,000 = $500,000

EJEMPLO 3:

Gasto vs Inversión 

Tienes $5,000,000 y 2 opciones:

  • Opción 1: Gastarlos comprando una bicicleta.
  • Opción 2: Invertirlos en una oportunidad de inversión de bajo riesgo, con una rentabilidad esperada del 7% efectivo anual, a un plazo de 6 años.

Decides comprar la bicicleta, pues la que tienes ya no te gusta. En este caso, el costo de oportunidad es la diferencia entre los beneficios o los rendimientos que habrías obtenido invirtiendo el dinero, y los beneficios monetarios que te genera gastar tu dinero en la bicicleta.

  • Beneficios Opción 1: $0
  • Beneficios Opción 2: Los beneficios o rendimientos generados por invertir $5,000,000 a una tasa del 7% efectivo anual durante 6 años son de $2,503,652
  • Costo de oportunidad: $2,503,652 - $0 = $2,503,652

Como vimos en el primer ejemplo, el costo de oportunidad no sólo nos permite evaluar una decisión en términos de dinero. A la hora de elegir, debemos hacerlo basados en criterios objetivos y subjetivos. En este caso con la bicicleta, tuvimos en cuenta gustos y preferencias y los beneficios que nos ofrece la bicicleta en términos de salud, relacionamiento, entretenimiento, disfrute, etc. Puede ser que todos estos beneficios intangibles, nos agreguen muchísimo más valor que los $2,503,652.  La clave está en saber elegir las oportunidades que se nos presentan, de acuerdo a lo que queremos lograr tanto a nivel financiero como en nuestra vida en general. 

Cada elección tiene un costo de oportunidad, siempre que eliges un recurso de alguna manera,  debes renunciar a algo, ya sea dinero, tiempo o cualquier otro beneficio. Por eso es importante tener en cuenta este concepto a la hora de decidir, pues te permite tomar mejores decisiones, al analizar las diferentes alternativas que tienes disponibles.

Empieza a ponerlo en práctica en tu vida haciendo comparaciones monetarias o preguntándote: ¿Cuánto valoro esto? ¿A qué estoy renunciando hoy por obtener aquello? ¿A qué renunciaré en el futuro por tener esto ahora?

Gracias por tu tiempo. ¡Nos vemos en una próxima edición!