Se acerca el Día de la Madre y no hay mejor momento que este para celebrar sus enseñanzas, porque nadie se compara con ella cuando de enseñar a tener unas  buenas  finanzas personales se trata. Y es que cuando estamos buscando el balance entre disfrutar la vida y tener buenas finanzas personales llegan casi de inmediato a nuestra mente las clásicas frases que toda mamá ha dicho alguna vez para hacer rendir el dinero como: “el que paga lo que debe sabe lo que tiene”, “de grano en grano la gallina llena el buche”, “las cuentas claras y el chocolate espeso”, “no todo lo que brilla es oro”, entre muchas otras.

En Tributi sabemos que las madres son esa fuente de sabiduría que nos ayuda a resolver muchas de nuestras principales dudas y a la que acudimos por consejos de vida.

Sabemos que te has preguntado: ¿qué sería de mí sin los consejos de mamá?, por esta razón, en el mes de las madres no podíamos dejar pasar la oportunidad de reunir ese conocimiento materno para que tus finanzas personales sean exitosas. 

¡Comencemos!

¿Por qué las mamás son las mejores en finanzas personales?

En definitiva todo en manos de mamá es mucho mejor administrado, ellas cuentan con un talento para sacarle provecho a las finanzas del hogar y no es coincidencia.

En Colombia, estadísticamente las mujeres son las personas naturales que más ahorran, según un estudio realizado por la Cooperativa Financiera Confiar, ellas encabezan la lista con un 57% de participación.

 En América Latina, los hombres siguen teniendo más capacidad de ahorro que las mujeres pero, cuando ellas toman las riendas de los recursos financieros del hogar, su gestión suele ser más eficiente, esto de acuerdo con el informe Determinantes Socioeconómicos de la Educación Financiera, realizado por CAF -banco de desarrollo de América Latina-, centrado en los casos de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

 “Las mujeres en América Latina siguen teniendo menores niveles de educación financiera que los hombres, pero cuando controlan las finanzas del hogar, suelen tener menor aversión al riesgo, vigilan personalmente sus finanzas y son más propensas a planificar en función de metas financieras de largo plazo", explica Diana Mejía, experta en inclusión financiera de CAF y coautora del informe.

Estudios han demostrado que las mujeres viven más que los hombres, lo que claramente refleja que a más años, más metas a largo plazo. La maternidad y velar por el bienestar de los hijos es algo que también influye en las metas de corto y mediano plazo. Por todo lo anterior, ellas han desarrollado buenos hábitos financieros a lo largo de los años y estos contribuyen a mejorar la calidad de vida de la familia.

¿Cuáles son los consejos de las madres para tener unas buenas finanzas?

Si de consejos financieros se trata ellas son las indicadas, aquí te dejamos una recopilación de  frases o recomendaciones típicas de mamá que nos han ayudado y seguirán ayudando a mantener las mejores finanzas. 

“El dinero no crece en los árboles”

Recuerdas que no siempre te compraba todo lo que querías o le pedías, ¿sabes por qué? Porque tu mamá sabía cuánto podía gastar y en qué. Este consejo de nuestras madres  nos ayuda a tener los pies en la tierra y no gastar pensando que de algún lado mágico llegará el dinero. 

Todos sabemos, en especial ellas, que tener una visión de tus finanzas personales te permitirá controlar inteligentemente tus gastos y tener prioridades financieras. Para ayudarte puedes aplicar una de las técnicas más populares para ahorrar llamada la regla 50-20-30, un método para distribuir los ingresos al comienzo de mes que se basa en dividir el 50 % para los gastos más básicos, el 20 % para ahorros y el 30% para los gastos personales. 

“El que paga lo que debe sabe lo que tiene”

Para nadie es un secreto que las fuentes de deuda más frecuentes suelen ser las tarjetas de crédito y los préstamos. Estos productos son importantes porque proporcionan una cantidad inmediata de dinero que podría ser difícil obtener de otra manera; además de esto, te permiten atender emergencias, comprar algo que necesitas, entre muchas otras cosas y todo, dividido a ‘cómodas cuotas’.

Aprender a manejar adecuadamente la deuda es un factor importante para encontrarse en una buena situación financiera y es aquí donde aplica este dicho de mamá, porque es muy posible que en medio de tantos gastos no planificados,  la plata que recibas te alcance cada vez menos por estar tapando huecos financieros y cuando te des cuenta, la situación sea inmanejable.  

Como dirían ellas, “a pagar lo que se debe”, sobre todo porque cuando llegamos a la vida adulta nos toca asumir las consecuencias de nuestros actos y el incumplimiento puede generar reportes negativos en centrales de riesgo. La opción para salir de un sobreendeudamiento puede ser ir pagando las deudas más pequeñas, saber realmente cuánto dinero tienes libre y hacer un plan de pago que te permita tranquilidad financiera. Si quieres aprender a hacerlo, lee nuestro blog estrategias para salir de deudas.

“Ojo se le vuelve plata de bolsillo”

Cuando una mamá se pone una meta, hace todo lo que esté a su alcance para llegar a ella. Pagar el colegio cada mes, ahorrar para las vacaciones o terminar de pagar la casa, es posible gracias a que tiene un plan y evita gastar el dinero en cosas que no necesita, además de conocer los beneficios de ahorrar a corto, mediano o largo plazo, y para eso hace un buen uso del dinero. 

Ella nos ha enseñado que desde que recibimos la plata debemos dividirla en montos para las responsabilidades y que ese dinero es intocable, una práctica esencial para evitar gastar en antojos lo que ya está comprometido y que el salario se convierta en plata de bolsillo, es decir, de fácil acceso para gastar en lo que se nos aparezca en el camino.

 Así que piensa en tu futuro, visualiza desde ya cómo te gustaría verte en unos años, y cómo a través del ahorro y una adecuada planeación financiera cumplirás más fácilmente tus metas de vida.

“No pongas todos los huevos en la misma canasta” 

Puede que suene extraño, pero no hay algo más financiero que este consejo de una madre, y aplica para tus inversiones. A la hora de invertir tu dinero, nosotros y todos los expertos financieros te aconsejamos no hacerlo en un solo producto, sino diversificar la inversión con el firme objetivo de asumir el menor riesgo posible y lograr la máxima rentabilidad. 

Los mercados económicos son variables y a ciencia cierta nadie puede saber lo que va a ocurrir en el futuro, la estabilidad del sistema financiero se puede ver afectada por innumerables factores, así que una gran opción siempre será tener tu dinero en diversas canastas. 

Ojo, que diversificar no significa invertir solo en varias empresas, sino también en distintas materias o sectores y con diferentes niveles de riesgo.

“No eches tu dinero en saco roto”

Esta es una de las frases que seguramente seguirás escuchándole a mamá. Echar el dinero en saco roto tiene que ver, por ejemplo, con comprar en exceso, sobreendeudarte con tus tarjetas de crédito, tener muchos gastos fugaces e innecesarios, no ahorrar ni invertir para tu futuro, pedir préstamos que no podrás pagar, etc. 

¿Sientes que has estado echando tus finanzas en saco roto y que eso te estanca en tus proyectos y metas? Siempre recuerda esta frase de mamá y pon en orden tu economía con nuestro Curso de Planeación Financiera.  ¡Sabemos que a ella le encantará!

“Cuando tengas hijos lo entenderás”

La mejor de las frases de nuestras madres para el final. Piensa cuántas veces le escuchaste decir esto, muchas, ¿cierto? Y es que brindar educación a los hijos, tener el control de los gastos de la familia, llevar buenas finanzas personales, entre otras actividades dentro y fuera del hogar, no ha sido tarea fácil para ellas.

Si tienes familia quizás hayas visto de cerca la importancia de las palabras y la gran responsabilidad que tienes sobre la crianza de tus hijos, independiente de que seas madre o padre, tus enseñanzas repercuten directamente en su vida y futuro. Así que aprender a darle un buen manejo a nuestras finanzas personales desde niños es importante para alcanzar las metas.

Lo importante es que tendrás por siempre esas enseñanzas que te dieron a ti en tu infancia y con las cuales podrás guíar a tus hijos en la construcción de unos buenos hábitos financieros, con el fin de que construyan una buena economía del hogar al crecer.

Esperamos que estos consejos sean de mucha utilidad en el camino de tener buenas finanzas personales, nos vemos en una próxima ocasión. Por ahora, dile feliz día a tu mamá. 

Si te gustan estos temas y te interesa aprender a manejar tus finanzas personales, te invitamos a leer nuestro blog: ‘¿Qué son los ingresos en mis finanzas personales y familiares?’ para que profundices en conceptos

Hasta la próxima.