Cuando hablamos de cuál es la mejor opción, si comprar vivienda o arrendar, existe un eterno debate en el cual, hablando de forma financiera, hay razones válidas de lado y lado.

En Tributi sabemos que estas son decisiones importantes en la vida de cada persona y por eso queremos ayudarte a saber cuál es la mejor opción para ti. 

Descubre en este artículo las razones que debes tener en cuenta para hacer la mejor elección.

¡Comencemos!

¿Qué es mejor comprar vivienda o arrendar?

Una gran parte de las personas suele considerar que la casa es una inversión necesaria, la clave para organizar una familia y pensar en un futuro sólido.

Sin embargo, hay diferentes inversionistas que afirman que comprar una casa podría no ser la mejor decisión financiera para alguien en específico.

Uno de ellos es Robert Kiyosaki, autor del libro ‘Padre rico, padre pobre’. Según él, debemos aprender a diferenciar entre los pasivos y los activos y adquirir estos últimos.

Contradictorio a la opinión popular, el autor de este libro explica que la vivienda es un pasivo, pues no genera ingresos constantes, sino que adquirimos obligaciones financieras, como el pago de las hipotecas e impuestos.

Pero lo cierto es que este es solo un punto de vista y de hecho un punto muy criticado por varios economistas o financieros. 

La gran diferencia entre vivir en arriendo y tener vivienda propia, es que lo primero es un gasto fijo y lo segundo una inversión que si bien genera gastos, alcanza una valorización que puede hacer la diferencia en el futuro.

Estudios confirman que aquellas personas que son propietarias de una vivienda tienen una mayor percepción de seguridad. 

Pero además del factor emocional, invertir en finca raíz también es rentable y genera ganancias, un gran ejemplo es lo que sucede cuando compras vivienda sobre planos, pues mientras se paga la cuota inicial, esta gana valorización mientras se desarrolla el proyecto, es decir, aún sin estar construida,

Otra ventaja que se debe tener en cuenta es la rentabilidad que puede llegar a ofrecer una casa o apartamento cuando se destina a arrendamiento, pues al percibir un ingreso mensual fijo, el propietario puede pagar la cuota del crédito hipotecario o contar con ese dinero como un ingreso adicional.

¿Qué tener en cuenta a la hora de decidir si comprar o arrendar vivienda?

Para ir resolviendo este interrogante es necesario tener en cuenta ciertos factores que te permitan establecer si en tu caso es mejor comprar o arrendar. No todas las finanzas son iguales, cada caso es único. Por eso, aquí te mostramos algunos factores a revisar antes de tomar la decisión.

El  “Price to rent ratio” o relación precio-alquiler

Una de las opciones para analizar si comprar casa es la respuesta, puede ser la relación precio-alquiler. Esta es una ecuación que busca ayudarte a definir si te conviene más comprar o alquilar vivienda, según el precio del inmueble y el valor a pagar en arriendo durante un año.

En palabras simples, ‘Price to rent ratio’ es básicamente la relación entre el precio original de la casa, si alguien la compra, y el alquiler anual de una casa similar, si la persona en lugar de comprar prefiere alquilar la propiedad. 

Esta fórmula se aplica dividiendo el valor medio de una propiedad por el valor anual de renta. Y, según la teoría, si el ‘Price to Rent Ratio’ es mayor a 20, es más conveniente rentar el inmueble. Si es menor a 15, conviene comprarlo. 

Para entenderlo mejor, te damos este ejemplo: 

Si una propiedad vale 110.000.000 de pesos, y el arriendo mensual que estás pagando es de 650.000 pesos, es decir, 7.800.000 anuales, la operación que deberías hacer es  la siguiente: 110.000.000 ÷ 650.000 = 14.1, dicho resultado indica que en este  caso es mucho mejor comprar que rentar el inmueble.

Los intereses del crédito 

Este es otro factor a tomar en cuenta a la hora de decidir si se debe comprar casa. Las tasas efectivas anuales para los créditos de vivienda oscilan entre 7,50% y 18,15% para junio; mientras que a principios de año, estos intereses estaban entre 7,29% y 11,88%, con lo que han aumentado hasta 6,2 puntos porcentuales en 2022 de acuerdo con cifras actualizadas del diario La República.

La variación en la tasa de interés depende del prestador (entidad financiera), tu puntaje de crédito, el tipo de préstamo y cuánto pagarás de cuota inicial. En una hipoteca de 30 años, por ejemplo, pagarás al final muchísimo más que por una de 15 años, dado que estarás pagando intereses por 15 años más, aunque tu pago mensual será menor.

Entre lo positivo de solicitar un crédito se encuentra que, al realizar la compra, esta entra directamente a tu patrimonio, la tasa de interés efectiva anual es fija y el pago de intereses es mes vencido, además de poder aprovechar los subsidios que brinda el Estado dependiendo de los ingresos , los cuales le harán amortiguar gastos. 

Si quieres conocer los subsidios para compra de vivienda a los que tienes derecho en Colombia, las leyes que te favorecen y lo que debes saber antes de tomar esta decisión, lee nuestro blog ¿Es buena idea comprar vivienda en el 2022?.

Por otro lado, cabe resaltar que los créditos hipotecarios, en su mayoría, generan beneficios tributarios como disminución en el valor de los impuestos que se deben pagar, específicamente en la declaración de renta, ya que los intereses de esta obligación pueden ser deducidos al momento de declarar. 

Recuerda que lo mejor siempre será contar con ahorros previos al momento de comprar vivienda para poder disminuir notablemente el valor total del crédito y si tienes la posibilidad de pagar cuotas extras y constantes a capital, mejor aún.

Si te gustaría simular tu crédito de vivienda y saber en cuánto te quedarían las cuotas, puedes descargar gratis nuestro simulador de crédito hipotecario.

Si compras como una inversión

Para considerar la compra de una casa una buena inversión, esta debe generar dinero. La realidad es que la propiedad generará dinero si la rentas, pero primero tendrás que pagarla.

Para algunas personas adquirir bienes es sinónimo de inversión pues es claro y altamente probable que a largo plazo, para cuando hayan pagado el total su casa, valga más de lo que se pagó por ella. 

Cuánto tiempo piensas vivir en esa propiedad

Este punto se conoce como  ‘la regla de los cinco años’, ya que ese es el número de años promedio que se estima una persona debería vivir en una propiedad antes de venderla para no perder dinero. Con los costos de apertura y cierre, mantenimiento, impuestos, e intereses pagados durante los primeros años del pago de la hipoteca, se paga muy poco del valor principal o real de la casa. 

Como regla general, te presente que si te quedarás en esa propiedad más de cinco años, te podría quedar un pequeño excedente después de todos esos gastos y comprar podría ser más beneficioso financieramente que alquilar.

Pero si por ejemplo, tu caso es traslado de ciudad por motivos de trabajo y sabes que es posible que tengas más mudanzas en el corto plazo, la opción más viable sería arrendar. 

Compara ambos beneficios

Si alquilas:

  • Serás libre de mudarte prácticamente cuando quieras sin mayores consecuencias, siempre y cuando cumplas con el contrato, pero el arrendador también podrá pedirte que te vayas.
  • El monto puede variar mucho si el arrendatario aumenta el alquiler.
  • Podrás acceder fácilmente al inmueble que desees sin necesidad de contar con grandes ahorros.
  • Tendrás restricciones para hacer remodelaciones y no recuperarás esa inversión salvo que hayas establecido algún arreglo con el propietario.
  • Los gastos como impuestos no corren por tu cuenta sino por la del dueño(a).
  • No necesitas pagar cuotas iniciales, ni comprometer tu dinero a futuro.

Si compras:

  • Nadie puede sacarte de tu casa, pues es tu propiedad y no depende de contratos.
  • Usas tu dinero para construir y aumentar tu patrimonio.
  • No tienes que vivir bajo reglas de arrendatario, así que puedes vivir con total libertad.
  • Con una hipoteca a plazo fijo no aumentarán las cuotas mensuales.
  • Podrás recibir subsidios del Gobierno para cumplir el objetivo de tener tu casa propia.
  • Puedes remodelar a tu gusto de forma interna o externa, dependiendo de si es casa independiente o queda dentro de una unidad residencial, pero de cualquier forma las inversiones que hagas en tu hogar contribuirán a la valorización del inmueble.
  • Contarás con valorización, esta dependerá de la ubicación de la vivienda, si tiene cercanía a transporte, vías de acceso,  instituciones educativas, entre otros factores.
  • Puedes generar ingresos al ponerla en arriendo.

En definitiva, la elección entre comprar o arrendar dependerá de tus deseos y más que nada de tu caso en particular. Lo bueno es que ya estás más informado para analizar tu situación financiera y tomar la mejor decisión. Si quieres saber más sobre este tema te invitamos a leer nuestro artículo ¿Es buena idea comprar vivienda en el 2022? 

¡Nos vemos pronto!