La cuenta de ahorros suele ser el primer producto financiero que adquirimos cuando comenzamos a prestarle más atención a nuestra vida financiera. A muchos de nosotros cuando aún éramos menores de edad, nos llevaron al banco para que creáramos nuestra primera cuenta de ahorros y en ese momento sentimos que habíamos llegado a la edad adulta. Es que la sensación de recibir nuestra primera tarjeta y poder retirar dinero de un cajero automático nos hacía sentir poderosos.

Incluso algunos cuando estábamos pequeños nos llegamos a preguntar por qué nuestros papás tenían que trabajar, si solamente debían ir al cajero para obtener el dinero que necesitaban, ser adulto no era tan difícil después de todo, todo se veía muy sencillo.

La realidad es que la cuenta de ahorro fue nuestro primer producto financiero porque es el más básico, ya sea que lo hayas adquirido en tu adolescencia o al momento de obtener tu primer empleo.

¿Qué es una cuenta de ahorros?

Primero hay que aclarar que, a pesar de su nombre, la cuenta de ahorros no es una de las mejores herramientas para ahorrar. La razón principal es que con ella tienes la facilidad de gastarte tu dinero sin mayores barreras y la rentabilidad que genera es casi nula.

Una cuenta de ahorros es un producto financiero que te permite almacenar tu dinero de forma segura y retirarlo en alguna de las sucursales o cajeros de la entidad, no es lo mismo que guardar tu dinero en efectivo porque al hacerlo puedes correr el riesgo de un robo o pérdida.

¿Qué costos tienen las cuentas de ahorros?

La mayoría de las cuentas de ahorros, especialmente las administradas por grandes bancos y que te permiten tener una tarjeta de débito, tienen cuota de manejo que oscila entre $4000 y $13.000 aproximadamente, esto depende del banco, del monto mensual que muevas en tu cuenta o del número de retiros que te permita hacer en el mes. Sin embargo, existen muchos bancos que te ofrecen cuentas de ahorros sin cuota de manejo.


¿Cuánto cobran los principales bancos por cuota de manejo en cuentas de ahorro (marzo 2022)?

Bancolombia

Plan Nómina: $0

Plan Básico: $6.495 (te cobran por retiro en cajeros)

Plan Estándar: $9.743 (te cobran por retiros en corresponsal)

Plan Premium: $12.990

(Fuente: Bancolombia)


Davivienda

Cuenta Nómina: $0

Cuenta digital: $6.400

Cuenta rural: $8.800

Cuenta rentable: $12.800 (6 primeros meses gratis)

Cuenta tradicional: $12.800

(Fuente: Davivienda)

 

Banco de Bogotá

Cuenta de Nómina: $0

Cuenta Libreahorro: $0 (te cobran por retiros)

Cuenta Flexiahorro: $13.150 + IVA 

(Fuente: Banco de Bogotá)


BBVA

Cuenta Nómina: $0

Cuenta de ahorros: $0 (siempre y cuando tengas un saldo medio de 1 millón el mes anterior)

(Fuente: BBVA)


Además de la cuota de manejo, las cuentas de ahorros pueden tener otros costos: 

  1. En algunos casos tendrás que pagar por transferir dinero, especialmente cuando la transferencia se haga a una cuenta de un banco diferente. Estos costos pueden estar entre $2.000 y $10.000 dependiendo del banco en el que tengas tu cuenta.
  2. Dependiendo del plan que tengas, te podrían cobrar por cada retiro de dinero en efectivo, este costo de retiro oscila entre $2.000 y $4.000, de acuerdo a lo que haya establecido la entidad.

¿Cuál es la rentabilidad de una cuenta de ahorros?

La rentabilidad en cuentas de ahorros, especialmente en las de los grandes bancos, es casi nula. Usualmente oscila entre 0,05% y 1%, aunque también encontramos cuentas de ahorros en cooperativas o entidades financieras más pequeñas que suelen ofrecer rentabilidades entre 1,5% y hasta  4% o 5%. 

Si nos concentramos en las cuentas de ahorros administradas por grandes bancos, incluso asumiendo una tasa alta del 1% anual, en términos reales estaríamos asumiendo pérdidas, ya que, por lo menos en Colombia, la inflación suele ubicarse entre 3% y 4%. 

En términos simples esto significa que cada año tendrías 1% más dinero, pero ese dinero valdría 3% o 4% menos que el año anterior. No tiene mucho sentido, ¿cierto? Además, hasta aquí no hemos tenido en cuenta las cuotas de manejo.

Miremos el siguiente ejemplo sin tener en cuenta la inflación anual:

Imagínate que tienes una cuenta de ahorros que te genera una rentabilidad del 1% anual y tienes una cuota de manejo de $5.000 pesos (que en muchos casos es mucho más alta). En este escenario tendrías que mantener en tu cuenta un capital aproximado de $6.030.000 solamente para compensar la cuota de manejo. 

Ahora imagínate que tienes una cuenta de ahorros que genera 0,1% de rentabilidad (que son muchas) y que pagas una cuota de manejo de $10.000. En este último escenario tendrías que mantener un capital superior a los 120 millones de pesos solo para compensar la cuota de manejo con los intereses.

Entonces… ¿significa que es malo tener una cuenta de ahorros?

No, las cuentas de ahorros son una herramienta muy útil para almacenar de forma segura tu dinero y te permiten hacer compras o transacciones de forma fácil y rápida, en la mayoría de los establecimientos puedes pagar con tu tarjeta o haciendo transferencias a través de la APP del banco. 

Sin embargo, debemos tener en cuenta que usarla como una herramienta de ahorro puede ser ineficiente por el bajo interés que genera. Para hacer un ahorro a largo plazo podría ser mejor opción una fiducia, un fondo colectivo de bajo riesgo, un CDT (certificado de depósito a término fijo), que por lo menos te debería compensar las pérdidas por la inflación de la moneda.

¿Qué riesgos estoy asumiendo con una cuenta de ahorros?

Una cuenta de ahorros es un producto de muy bajo riesgo desde el punto de vista del interés que vas a generar, ya que este va a ser fijo. El riesgo que sí estarás asumiendo constantemente es la inflación, ya que el producto no te va a compensar la depreciación de la moneda, por lo tanto, entre más alta sea la inflación, mayores serán tus perdidas, lo mismo que pasaría si guardas tu dinero en una alcancía.

Ahora, a pesar de que tu dinero va a estar más seguro que en tu billetera, también existe el riesgo de un robo a tu cuenta de ahorros. Sin embargo, normalmente los bancos tienen capas de seguridad muy fuertes para evitarlo y suelen reembolsarte tu dinero en caso de que llegaras a ser víctima de uno de estos robos.

En conclusión…

Usa tu cuenta de ahorros para tener mayor facilidad al hacer y recibir pagos mientras almacenas tu dinero de forma segura, pero no lo veas como una herramienta eficiente para generar un ahorro rentable.


Si tienes preguntas sobre este tema, escríbelas en los comentarios de este blog y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales donde tratamos temas de gran impacto para tus finanzas personales, recuerda que nos encuentras como @tributicolombia en Instagram, Facebook y TikTok, como @tributi_online en Twitter y @Tributi en LinkedIn y Youtube.