Cuando llegas de unas merecidas vacaciones de Semana Santa, todo es felicidad;  traes recuerdos, regalos y un montón de fotos que coleccionan momentos alegres; pero, también traes la billetera más liviana de lo que pensaste. 

Y eso es normal, aunque se haya realizado un plan de ahorro de dinero previo a vacaciones que permitió costear el viaje, hay gastos o gustos que surgen en el camino y que nadie medita a conciencia, en medio de la alegría y tranquilidad del paseo; gastos que terminan en preocupaciones y con los cuales quisieras tener la receta mágica que te permita salir de deudas rápidamente. 

Nosotros en Tributi sabemos que puede ser un momento angustiante regresar a la rutina con facturas por pagar y bolsillos vacíos, por eso hemos diseñado este blog, en el cuál te mostraremos cuáles son los beneficios de estar libre de deudas y, lo más importante, te daremos las claves para que sepas cómo salir de las deudas después de unas merecidas vacaciones de Semana Santa.

¡Así que trae calculadora, papel, lápiz y comencemos!

¿Cuáles son los beneficios de tener un plan para salir de deudas y tener solvencia financiera?

Puede parecer que el único beneficio es la tranquilidad de no tener deudas y listo. Pero saber qué hacer para salir de deudas y tener un plan que te permita la solvencia económica tras regresar de algunos días de viaje, puede beneficiar incluso tu salud emocional y física. 

Esto lo asegura un estudio de la Universidad Northwestern que confirmó que las personas con altos niveles de deudas presentaron un incremento del 13,3 % en los síntomas depresivos y del 11,7 % en el nivel de estrés percibido. ¿Imaginas todo lo que podrías evitarte si aprendes a gestionar tus compromisos financieros de forma inteligente y llevando a cabo estrategias para salir de deudas con rapidez?

En general, el estudio concluye que por cada 10 % de aumento en el monto de la deuda personal, se puede esperar un 14 % de incremento y empeoramiento en los síntomas depresivos. 

Es por esa razón, que este tema ha sido objeto de estudios para muchos, incluso ha dado lugar a un sin fin de libros que explican cómo salir de deudas, y es que existe una correlación directa entre la salud financiera y la emocional, por lo que la incapacidad para equilibrar los ingresos y gastos puede ocasionar desde problemas de estrés, ansiedad, hasta afectaciones graves de la salud como la hipertensión.

Pero guarda la calma, no necesitas que los astros se alineen para salir de deudas, bastará con una pequeña guía y algunos pasos que deberás incorporar a tu rutina para que la alegría y tranquilidad de esas vacaciones continúe durante más días. 

¿Cómo salir de deudas después de las vacaciones de Semana Santa?

Ahora sí vamos entrando en materia económica. ¿Cómo salir de deudas? Esta es posiblemente la pregunta del millón y la que llega a la mente en esos días posteriores al viaje, en los cuales continuamos con los gastos diarios de la vida cotidiana.

Es justamente en esos días en los que notamos que los números quedan en rojo y las cuentas no cuadran, de hecho es posible que no lo sepamos del todo, si aún no hemos realizado un balance económico que permita tener un panorama completo y ver el estado actual de tus cuentas. Todo esto será necesario para lograr esa meta de nivelar gastos y salir de deudas sin recurrir a préstamos.

A continuación te presentamos los cinco consejos para recuperarte de un exceso de gastos en las vacaciones de Semana Santa. Síguelos al pie de la letra y llega de la mejor forma a fin de mes. 

1. Realiza un balance general

Como te comentamos, este deberá ser el primer paso. Solo sabremos si nos hemos excedido en estas vacaciones cuando hagamos cuentas. Es decir, deberás sentarte y analizar en qué gastaste el dinero durante tu viaje, reunir todos los recibos, sacar la cuenta de la tarjeta de crédito y empezar a hacer un recuento de los ‘daños’. Tener las cuentas claras te ayudará a saber con qué dinero no puedes contar de ahora en adelante y cuánto necesitarás ahorrar cada mes para recuperarte y salir de deudas. 

En este proceso es importante identificar el monto total de tus obligaciones financieras, teniendo en cuenta todos los gastos adicionales que surgieron durante las vacaciones. Ver a detalle las compras, especialmente aquellas realizadas con tarjetas de crédito donde debes tener en cuenta el número de cuotas a las que extendiste el pago y sumar los intereses. 

2. Disminuye gastos innecesarios 

Ya entendiendo cuánto debes, lo ideal será analizar qué gastos se pueden mermar en el proceso. Este es el siguiente paso para responder a esa pregunta que tanto te has hecho: ‘cómo salir de deudas si no tengo dinero’.

Siéntate y revisa a detalle todo lo que gastas diariamente, desde comida, transportes, hasta otras actividades cotidianas. Ten presente que hacer un listado de gastos te ayudará a identificar tus patrones de consumo y a entender en qué partes puedes hacer pequeños ajustes para disminuir costos. Incluso puedes encontrar gastos innecesarios, como suscripciones a plataformas que no usas, o tomar decisiones como dejar de desayunar por fuera de casa o llevar el almuerzo al trabajo mientras te estabilizas, porque aunque parezca poco, estas pequeñas acciones pueden contribuir a tu propósito de salir de deudas rápidamente.

3. Aléjate de tentaciones o antojos 

Cuando enfrentas una situación de deuda después del viaje de Semana Santa y lo que estás buscando es salir de deudas financieras, hacer el máximo ahorro será el objetivo, y una de las mejores formas de lograrlo es evitar las tentaciones o antojos.

Esto se traduce en minimizar las idas a centros comerciales, evitar ver ciertas tiendas específicas en las que están tus productos favoritos o entrar a esas páginas de servicios que usualmente usas porque entre más acceso a esta información tengas, seguro encontrarás algo que “necesites” y terminarás gastando lo que no tienes.

Una técnica es preguntarte con anterioridad si realmente necesitas eso que vas a comprar y qué tan urgente lo requieres. Quizás la respuesta sea que sí lo debas comprar, pero no necesariamente en este instante. 

4. No descuides tus obligaciones financieras

Como dice el adagio popular, “el que paga lo que debe sabe lo que tiene”. Un paso para empezar en este camino de salir de deudas a corto plazo es pagar esas primeras obligaciones y ya con el dinero libre restante, distribuir una parte para ahorro y otra para gastos diarios. Este ahorro a final de mes, podrá ayudarte a ir subsanando tus deudas a través de abonos a capital

Una buena idea es tener cuentas separadas. Adquirir una cuenta de ahorro independiente en la cual vayas guardando ese dinero que no quieres tocar, puede ayudarte a no mezclar los montos ni gastar de más. Mejor dicho, es una forma de perder de vista ese dinero para evitar gastarlo.

Incluso hay opciones dentro de las apps de varios bancos que permiten ahorrar y dividir el dinero en bolsillos virtuales los cuales no se tocan o se mezclan con el resto del dinero de la cuenta. Cada vez vamos teniendo un panorama más claro en este proceso de aprender a salir de deudas.

5. Establece metas y lleva un registro

Finalmente, las metas son necesarias para hacer medibles las acciones, ellas nos permiten hacer un seguimiento constante para identificar cuánto hemos avanzado, cómo vamos y cuánto falta para salir de las deudas. Quizás cada cierto tiempo debamos hacer algunos ajustes en esas ideas o planes iniciales de acuerdo a la evolución que vayamos teniendo. 

Lo más probable es que vayas a necesitar unos cuantos meses con un  bajo perfil de gasto para compensar el déficit que te dejó el viaje. No significa que te limites en todo, solo debes buscar maneras creativas para seguir disfrutando tus actividades a un bajo costo o mermar la frecuencia de las mismas, mientras se nivelan las cuentas. 

Observa dónde te encuentras, cuánto te saliste del presupuesto y qué objetivos deseas alcanzar para así establecer las metas. De igual forma, recompensarte al lograr la meta es una forma de hacer valer ese esfuerzo, además de motivarte a seguir adelante en el proceso de salir de las deudas. 

Algo que puedes incluir en tus metas es un monitoreo de las tasas de interés de los bancos, esto lo aseguró Andrés Moreno, asesor financiero y analista bursátil, al diario La República  “las personas deben recordar que los bancos compran cartera y que tienen el derecho de trasladar eso a una entidad que ofrezca una mejor tasa”. Así que, como parte de tus metas y registros puedes revisar las tasa de interés del mercado para compra de cartera, migrar a un banco con tasas más bajas y salir más rápidamente de las deudas. 

Hemos llegado al final de nuestro blog y esperamos que esta guía de como salir de deudas sea de gran utilidad para ti. Sabemos que las despedidas son difíciles pero recuerda que acá estaremos para acompañarte en esos momentos en los que no sepas qué hacer o tengas dudas con tus finanzas personales. 

Por ahora te invitamos a leer nuestro blog sobre: ‘¿Cómo planear tus vacaciones de Semana Santa sin gastar de más?’ para que te programes con tiempo y evites llegar con saldos en rojo la próxima vez.